Ayer asistimos en IESE a la feria tecnológica de IESE-ACCIÓ, donde además de conocer a cinco startups tecnológicas pudimos escuchar la que fue una “master class” en inversión en startups de la mano de Luis Martín Cabiedes, uno de los inversores en startups de internet y tecnológicas más reconocidos de España, entre ellas Olé, MyAlert, o más recientemente Privalia, Trovit o Offerum.

Como invitado principal del evento, Cabiedes prefirió dejar al público asistente preguntarle de que querían que hablase en su ponencia. Después de colectar diez preguntas, empezó la imprescindible ponencia para cualquier inversor o emprendedor aspirante a conseguir inversión en la que nos ilustró con su experiencia de más de veinte años.

Os dejamos un resumen de la ponencia con una síntesis de sus respuestas a algunas de las preguntas más interesantes que propuso la audiencia.

¿Cuales son los principales motivos por los que muchas startups mueren?

“Solo hay uno, que el mercado no compre tu producto. Todo lo demás tiene solución. Si hay ventas, todo lo demás no importa, sino hay ventas, no hay nada que arreglar”.

 

Como inversor ¿te basas en un método concreto o sigues tu intuición?

“Yo sigo un método porque no tengo intuición. Todos los emprendedores tienen el mismo compromiso y el mismo convencimiento, todos, los buenos y los malos. Creo que la intuición tiene un papel importante, pero en decisiones de otro tipo, no en las económicas.

No es lo mismo números que método y lo que no podemos es basarnos solo en el Excel. Lo primero que aplico es preguntarme ¿esto es un proyecto para mi?

Necesitamos que sea un proyecto que podamos entender, por eso todos los inversores están especializados. Ejemplo, ¿es esto un concepto que entiendo? ¿Encaja en mi tamaño? ¿encaja en el tipo de riesgo que quiero hacer?.

A mi modo de entender, un proyecto es viable si tiene 2 elementos:

Primero, mercadoUn mercado no es una necesidad ni una demanda. Podemos entender un mercado como un listado telefónico, un mercado es una lista de personas o empresas con nombre y apellidos los cuales van a gastar un dinero en nuestro producto o servicio. Yo siempre¿cuales son tus primeras 10 facturas? Quien van a ser los primeros que te van a paga

Segundo, ventaja competitivaSi no tienes una ventaja competitiva estás sembrando para que alguien luego recoja los frutos. En un mercado los Euros son limitados, por tanto tu competencia está compitiendo por el mismo euro que tú.

“No tengo competencia” es lo peor que le puedes decir a un inversor”.

“No tengo competencia” es lo peor que le puedes decir a un inversor”. Si te dicen eso, hay dos opciones. Una, no se ha hecho el estudio de mercado correcto, o segunda, si tienes razón, si es una visión que solo tienes tu, lo más probable es que sea una alucinación. Las oportunidades de negocio hay mucha gente persiguiéndolas.

Con estos dos elementos tenemos una idea de que el proyecto es más o menos viable.

Un proyecto viable, tiene que ser entonces factible, por este equipo y ahora.

Muchas veces pasa que te cuentan una oportunidad estupenda pero que no tiene el equipo correcto en el momento correcto. Se presentan equipos con 4 miembros que son iguales y no se aportan nada unos a otros. Un equipo de fútbol tiene portero, defensas y delanteros, todos con sus fortalezas y debilidades. Se necesita que tenga técnicos, pero también empresarios, alguien que sepa contratar, dirigir, despedir, ir al banco y pedir un aplazo para pagar las nominas y mucho más. El equipo debe poder hacer factible todos los ámbitos de la empresa.

Si es viable y factible, vamos bien. Ahora tiene que ser además invertible.

Para que sea invertible necesita que ser escalable y que tenga salida. 

Para nosotros que sea escalable es que pueda multiplicar por 10 el valor. ¿Porqué? Porque por cada 10 inversiones que hacemos, 8 nos salen más.

La Salida: ¿cual es el camino a la caja? La mayoría de emprendedores saben el valor que crean y algunos incluso los ingresos que van a generar, el problema es que los ingresos no son nada al final para los inversores. Lo necesario al final es como eso vuelve a la caja y se convierte en beneficios para la empresa que puedan generar dividendos”.

¿Qué es mejor? ¿Un buen coche o un buen piloto?

“¡Que le pregunten a Fernando Alonso! Lo importante es el coche ¡que corra!. Los que van al podio son siempre los mismos. En generar empresas de éxito ganan los modelos.

Lo mejor son aquellas empresas en las que el modelo es tan bueno, que incluso el peor emprendedor del mundo haría funcionar la empresa y nadie la podría derrumbar de tanto que tira el mercado. Pensemos que un buen empresario va a llevar la empresa a la viabilidad pero no a la “invertiabilidad”. Eso es posible con un buen equipo y sobretodo con un gran modelo“.

VIA BCN CONECTA.

Foto de post de GOTCREDIT bajo licencia CC.