El pasado martes asistimos al primer “desayunos Sharing” de Sharing España, la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) dónde pasamos una entretenida mañana con 3 mesas redondas hablando del futuro de la movilidad en el marco de las empresas de economia colaborativa del sector.

En una primera mesa, tuvimos a Jaume Suñol, Country manager Drivy, Pablo Carrión como COO de Amovens y Susanna Grau como Jefa del area de instrucción de expedientes de la Autoritat Catalana de la Competencia.

En un debate sobre cual es el origen, presente y futuro de estos modelos y como la autoridad de la competencia está velando por su desarrollo, se hicieron importantes reflexiones.

Jaume Suñol por ejemplo, nos cuenta como Drivy representa un modelo de  alquiler de coches entre particulares que pone en contacto a propietarios que tienen coches que no utilizan regularmente con usuarios de grandes ciudades que generalmente se mueven con transporte publico y que necesitan un coche puntualmente. “existe una generación que prefire vivir sin coche de propiedad, Nosotros al final lo que intentamos es ofrecer un marco de confianza para que se puedan llevar a cabo estos alquileres entre gente que no se conoce”.

Drivy nació en Francia y está presente en Alemania también. Con más de 35.000 usurarios en Europa, España es por el momento su comunidad más pequeña con unos 700 usuarios ofreciendo coches pero parece que el crecimiento va a ser inminente.

Por otro lado, Pablo Carrión de Amovens nos dice: “Estos modelos ofrecen una flexibilidad y una multitud de opciones en una amplia cobertura geográfica que solo podemos conseguir con las herramientas peer to peer. El no tener que ir a una oficina de alquiler o parada de autobús es muy diferente para el usuario al modelo tradicional y es esa flexibilidad la que está creando estos modelos y que convence a los usuarios que estan haciendo crecer nuestra plataforma.

Susana Grau, como representante del puente entre empresas y administración nos cuenta como la regulación en este sector es muy estricta y como ha estado muy “encorsetada” durante mucho tiempo. “La autoridad de Competencia está promoviendo mejoras para el desarrollo de este tipo de indústria y actua como consejera de la administración para modernizar las normas”.

¿Vamos hacia un cambio de modelo? ¿Será el coche privado historia?

Desde estas plataformas se cree que ha habido un exceso de consumo en el consumo privado de vehículos y que la gente se ha dado cuenta que es un gasto muy elevado e insostenible. Las nuevas generaciones se han dado cuenta de que se puede racionalizar y usar otras opciones más económicas, flexibles y sostenibles.

Nuestra reflexión es que la familia española con dos coches de propiedad es seguramente un model en extinción. Hemos de pensar que con estos nuevos servicios como Amovens o Drivy podríamos conseguir que cualquier persona tenga un coche disponible a 2 manzanas de su casa. “Eso obviamente no significa que todos los modelos vayan a funcionar. Habrá algunos que no cuajarán pero lo que ya tenemos claro es que modelos como el de alquiler entre particulares son imparables” comenta Pablo.

Entonces ¿la gente debería dejar de comprar coches?

Estas plataformas no piensan que la propiedad del vehiculo sea mala, al contrario, es su stock y necesaria en su modelo, sin embargo creen que sus plataformas son complementarias al modelo tradicional del coche en propiedad. Jaume Suñol no cree que por el hecho que haya muchas plataformas pueda saturar la oferta. Además cree que por el tipo de movimiento terrestre de la peninsula aún queda mucho camino por recorrer.

“hablar de 700 coches sobre un parque móvil de 20 millones de coches es el símbolo que queda mucho camino por recorrer”.

Toda esta evolución ha hecho que incluso empresas muy tradicionales de servicios hayan innovado en sus servicios. Tal caso es el de las aseguradoras, que han creado seguros específicos para las compañías de economía colaborativa, un hecho impensable hace solo 5 años.

¿Y que hace Competencia? ¿Defiende el derecho a la libre competencia de una nueva indústria?

“Competencia ya se ha manifestado a nivel nacional de manera contundente anteriormente” nos asegura Susanna Grau. Su intención es ahora hacer “informes que recomienden a las administraciones para que legislen de manera correcta y siempre será por la defensa de la competencia”.

Sin embargo, ahora además tienen una nueva herramienta que es la impugnación y les permite anular aquellas normas que son inferiores a leyes -decretos y otros-  por ejemplo recientemente se ha lanzado un requerimiento al Ministerio de Fomento para modificar la normativa que han creado en el sector del alquiler de coches con conductor.

Un largo camino por recorrer

Con una administración renovándose y un mundo sin fronteras, Amovens apuesta por la internacionalización yendo  hacia el norte de Europa llegando hasta Escandinavia. Esto supone a veces el ajuste del servicio a las normativas y costumbres del territorio pero lo estan consiguiendo con bastante éxito. Su reto es que sea fácil para la gente.

Drivy tiene el reto de dar a conocer este servicio al mayor número posible de gente y ver como pueden encajar lo mejor posible en el marco legal. A nivel tecnológico su reto es facilitar aún más este acceso a un coche.

Tanto unos como otros tienen un objetivo: Que el usuario pueda tener un coche en dos movimientos de dedo. Parece que vamos por el buen camino. ¡Ponle la quinta!