El “Pitch” es una expresión que suena mucho dentro del mundo startup, y aunque puedas pensar no es más que una simple presentación, con este artículo no sólo te demostraremos que es mucho más que esto sino que desvelaremos los mejores consejos para realizar un buen pitch, convencer a tus interlocutores y conseguir financiación.

Empecemos con lo básico ¿Qué es un pitch?

En el ambiente de emprendedores de startups se usa el término “pitch” para referirnos a la presentación corta y directa para exponer las bases de una startup o idea de negocio frente a posibles inversores. El tiempo de exposición suele variar entre 1 y 8 minutos.

“El pitch puede suponer el camino directo hacia la financiación”

Y aunque parece una definición sencilla, ningún emprendedor deberá tomársela al pie de la letra si quiere alcanzar sus objetivos, pues para cualquier startup, el pitch es mucho más que una simple presentación. Si se hace correctamente, el pitch puede suponer el camino directo hacia la financiación y consecuentemente hacia el éxito.

Por ello debes tener muy en cuenta que la finalidad del pitch no es vender, sino captar la atención del inversor y conseguir así una segunda cita en la que se empiece a negociar qué cantidad estaría dispuesto a invertir en tu empresa.

¿Cómo debe ser?

Corto, directo y conciso, pero además, atractivo e interesante.

Para que te hagas una idea de su valor: el pitch debe tener el mismo poder cautivador que una canción. Si te paras a pensar, una canción puede hacernos soñar e imaginar nuevos horizontes en tan solo 1 minuto. Así que haz lo mismo con tu pich, consigue que transmita la misma cantidad de información en ese mismo tiempo.

Seduce a tus inversores: cuéntales qué hace tu empresa y cuál es tu modelo de negocio de una forma atractiva. Sólo así los engancharás y conseguirás que se interesen por tu proyecto. Y sobretodo no olvides incluir las posibilidades de crecimiento que tiene tu startup.

¿Qué debe comunicar?

Cuando te dispongas a preparar tu pitch, olvídate de tu condición de emprendedor; sitúate en el lugar del inversor y evoca todo lo que querría escuchar.

Los factores claves de tu pich deben ser los siguientes:

  • ¿Qué hace tu empresa? ¿Cómo lo hace? ¿Cómo genera dinero?

Pero además, deberás tener la habilidad de introducir estos otros puntos:

Público: cuál es tu target; qué necesidades tiene; qué solución les propones.

Empresa: equipo y experiencia; mercado; factor diferencial.

Modelo de negocio: puntos clave de tu business plan y de tu informe de valoración. Ambos son documentos de gran utilidad para los inversores y los suelen pedir para estudiar con detalle tu negocio. Si todavía no tienes estos documentos, desde la empresa Mynbest pueden ayudarte a elaborarlos.

¿Cómo exponerlo?

  • Con una presentación atractiva, visual y dinámica que acompañe a tu discurso. Ésta debe tener un diseño que consiga grabar tu mensaje en la mente de los inversores.
  • Con buena presencia. El carisma es un factor fundamental, pero hay que asumir que no todo el mundo vale para hablar en público, así que si a ti no se te da bien, delega a alguien de tu equipo esta tarea.
  • Y sobretodo demostrando flexibilidad; no debes olvidar que quien te está escuchando tal vez será tu socio en el futuro. Que se note que es fácil trabajar contigo.

¿Dónde exponerlo?

En foros de inversión y eventos de emprendimiento; ahí es donde acuden los inversores para encontrar nuevas oportunidades de inversión.

Así que marca en tu calendario los eventos más relevantes y acude con todas tus energías para exponer el pitch.

Encuentra al inversor adecuado

Antes de crear tu calendario asegúrate de que los eventos destacados son de tu sector. Es decir, si tienes una empresa de calzado, no acudas a eventos de fintech. Que haya muchos inversores en este tipo de acontecimiento no es sinónimo de que todos vayan a invertir en tu empresa.

Focaliza tus esfuerzos y dirígete al inversor adecuado.

Antes de concluir, te recordamos una vez más que en todo momento debes destacar qué problema soluciona tu startup y cómo va a generar dinero.

Y hasta aquí las principales claves para realizar un buen pitch. Ahora ya sabes cómo dar el primer paso en el camino hacia la financiación.

Ya estás un poco más cerca del éxito. ¡Ánimo! 😉

Artículo en colaboración con myNbest – Equity Crowdunding.