Hace unos meses se me acercó un cliente y me dijo: “Mi web va lenta y estoy perdiendo ventas, ¿puedes mejorarla?”. Aquí os cuento cómo lo hicimos.

El cliente era una gran empresa con suficientes recursos técnicos y después de hablar largo y tendido, me explicó como usaba Google Analytics para medir la velocidad y allí consultaba el tiempo de carga total de página. Sabiendo esto, analicé la velocidad de la web y empecé a compararla con la competencia. Entonces descubrí algo: buy tadalafil with priligy su web no tan solo tenía un tiempo de carga total inferior a la competencia, sino que era 3 veces más rápido que Amazon! Entonces, ¿cuál era el problema?

Cuando navegas per una web, vas haciendo click, navegando de enlace a enlace y asimilando lo que encuentras. Si resulta que tras cada click te has de esperar para poder ver el resultado, y cada vez que clicas la espera se te hace mas larga, vas perdiendo la paciencia hasta que decides ir a otro sitio que responda mejor. El problema es que esto es una apreciación personal, http://thecraftofwriting.org/wp-json/oembed/1.0/embed?url=http://thecraftofwriting.org/planning-as-sketching/ ¿que es lo que hace que dos sitios web, ambos con tiempos de carga similares, uno parezca ser más ágil que el otro?

Para intentar responder a esa pregunta acudimos a varias consultoras, todas prometiendo mejoras, pero ninguna explicando cómo saber a ciencia exacta que pasaba y cómo mejorar. Tras muchas indagaciones encontramos where can i buy priligy in canada la siguiente herramienta webpagetest , recomendada por Google.

Empezamos a hacer pruebas y obtuvimos resultados cómo este. A pesar de toda la información técnica (incluyendo el tiempo de carga que da Google Analytics) nos llamó la atención algo llamado el “Film Strip View” (http://www.webpagetest.org/video/compare.php?tests=160303_F0_PM5-r:1-c:0 ):

En este video se puede ver cómo décima de segundo tras décima de segundo la página se va cargando. Después de visualizar el video de nuestro cliente, y comparar con los de la competencia nos dimos cuenta del problema: aunque nuestro cliente cargue la página más rápido lo que se ve en pantalla tarda más en aparecer que la competencia (en definitiva lo que realmente importa). ¡Eureka!

En ese momento vimos claro porqué el tiempo de carga no servía y empezamos a diseñar estrategias para que los elementos visibles apareciesen antes. Determinamos que partes se veían y cuales no, troceamos los recursos, reordenamos los elementos para aparecer antes, otros los eliminamos y añadimos Javascript para cargarlos después.

¿El resultado? Aceleramos segundos la aparición de los elementos visibles, aunque el tiempo de carga no mejoró significativamente (o incluso en algunos casos el tiempo de carga total aumentó). Ahora, en general, la experiència de usuario ha mejorado mucho, y en móvil donde más problemas padecían, se ha mejorado muchísimo.

Tan solo nos quedó un detalle: poder medirlo objetivamente. La web de este cliente cambia constantemente: nuevas secciones, nuevos componentes, nuevas funcionalidades, cambios según país, idioma, campañas, … No podemos estar visualizando manualmente a cada momento para todos los casos a ver como apreciamos el tiempo de carga, sobretodo porque a veces los cambios son décimas de segundo.

Buscando en la herramienta del WebPageTest encontramos una medida objetiva y se puede obtener automáticamente: el SpeedIndex.

El SpeedIndex (ver http://www.webpagetest.org/result/160303_F0_PM5 ) cuenta para cada parte de la pantalla cuanto tarda en salir, contra mayor SpeedIndex peor va tu web.

Buscando en las ayudas de Google encontramos la siguiente referencia: tu objetivo es tener un SpeedIndex de 2000 -estar por debajo de 2000 es muy caro y no compensa- , y jamás estés por encima de 5000 -la gente se impaciencia-. A groso modo encontramos que un SpeedIndex de 3500 ya era suficiente para mucho de los negocios actuales.

¿Cómo lo hacen los grandes?

¿Y como lo haces tu? ¿Ya es suficientemente rápida tu web?

¿Tiene un SpeedIndex de 3500?