Hoy conocemos el proyecto tecnológico europeo colaborativo y liderado desde Barcelona BackHome. Una iniciativa que ha demostrado por primera vez que las personas con discapacidad severa pueden utilizar en casa la tecnología que conecta el cerebro con el ordenador para llevar el control domótico del hogar o navegar por Internet sin tener que hacer ningún movimiento y ayudar así a mejorar su autonomía física y social.

Coordinado por el centro tecnológico Eurecat, BackHome es un proyecto europeo del VII programa marco, mediante el cual se ha conseguido mejorar el estado del arte de la tecnología que permite que una persona con discapacidad severa pueda navegar por Internet, utilizar el correo electrónico y las redes sociales y manejar los elementos de un hogar, como las luces, la televisión y los aparatos electrodomésticos.

“Se ha hecho un testeo en casa de personas discapacitadas y tanto los enfermos como los cuidadores y los terapeutas han valorado mucho la tecnología de BackHome”, que decodifica la señal eléctrica del cerebro “mediante electrodos superficiales, no invasivos, que capturan la señal eléctrica y permiten que una persona dé órdenes al ordenador”, detalla el director de la Unidad Tecnológica de eHealth de Eurecat, Felip Miralles.

El proyecto ha sido valorado con un excelente por parte de los expertos de la Comisión Europea, que han reconocido los resultados científicos y tecnológicos y la investigación realizada para desarrollar una interfaz de usuario multimodal que incorpora diferentes señales y sensores y técnicas de inteligencia artificial y de rehabilitación clínica y de computación en la nube, entre otras tecnologías.

Se trata de un sistema flexible que, además de introducir un navegador, correo electrónico, redes sociales y control domótico, también puede añadir una aplicación de dibujo, una aplicación de composición musical, un reproductor multimedia y todo un abanico de aplicaciones adaptadas para el uso a través de esta tecnología asistencial.

Como resultado de la investigación de BackHome, se han desarrollado las plataformas de telemonitorizacións eKauri y eKenku, que ya permiten ofrecer servicios de telemedicina y teleasistencia para mejorar la calidad de vida en la atención a enfermos crónicos complejos. En concreto, eKauri está orientado a mejorar la calidad de vida, seguridad y autonomía de las personas dependientes. A través de un conjunto de sensores repartidos por la casa, es posible prevenir situaciones de riesgo y ofrecer una teleasistencia proactiva. Por su parte, eKenku permite la toma de parámetros clínicos desde cualquier ubicación y de forma sencilla, lo que hace posible mejorar el seguimiento de enfermos crónicos complejos, que se calcula que son el 5 por ciento de la población y que suponen entre el 30 y el 40 por ciento de los costes sanitarios.

Además de Eurecat, BackHome cuenta con la participación de Graz University of Technology, University of Würzburg, Guger Technologies OG, Cedar Foundation y Telehealth Solutions.