Así de claro y así de fácil lo podremos hacer en Barcelona desde esta semana.

2015 fue el año en el que diferentes plataformas de alquiler del coches entre particulares empezaron a funcionar en Barcelona y parece ser que Julio de 2016 marcará un antes y un después en esta indústria. Drivy, la plataforma líder en Europa de alquiler de coches particulares acaba de lanzar en Barcelona Drivy Open, un sistema que permite para abrir los coches de forma remota desde un smartphone.

Una tecnología que ya conocíamos en plataformas de car sharing como Avancar o que Drivy ya tenía en París y Berlín pero que ahora celebramos llega a nuestra ciudad con un total de 20 vehículos disponibles en una primera fase siendo así la primera ciudad de España en ofrecer esta tecnología. 

La gran ventaja de este un nuevo sistema que permite alquilar los coches particulares a distancia, sin tener que estar presente y sin necesidad de encontrarse con el conductor.

El objetivo de Drivy Open es aportar flexibilidad a los conductores, ya que ya no han de depender de los horarios de disponibilidad de los propietarios. La aplicación permite que el viaje pueda comenzar en 5 minutos, mejorando así la experiencia del usuario. Además, el sistema permite a los propietarios alquilar su coche incluso cuando no están en la ciudad:  “Queríamos lanzar este servicio en verano, ya que hay muchísima más demanda de alquiler, pero también más coches alquilados o con dueños no disponibles por vacaciones. De esta manera, permitimos que los alquileres puedan llevarse a cabo aunque el propietario no esté en la ciudad”, explica Jaume Suñol, Country Manager de Drivy en España.

El IoT de los coches para más seguridad

Para cada alquiler, Drivy verifica el perfil del conductor y guarda los datos de su carnet de identidad y de conducir. Además, la tecnología Drivy Open incluye un sistema inmovilizador de arranque y de geolocalización. Este inmovilizador protege el coche de cualquier intento de robo (durante los alquileres o fuera de ellos), ya que evita que el coche pueda arrancar. En caso de emergencia, Drivy puede en todo momento facilitar, además, la localización del vehículo al propietario. Tanto los coches Drivy Open, como el resto de coches activos en la plataforma, están asegurados durante los días de alquiler a todo riesgo por el seguro específico de Allianz para el alquiler de coches particulares.

Drivy fue fundada en París y llegó a Barcelona el pasado julio de 2015. La compañía lleva apostando por la tecnología móvil desde su nacimiento y es la primera compañía en ofrecer un contrato de alquiler entre particulares 100% mobile, y también la primera que instala esta tecnología en coches particulares. La plataforma cuenta actualmente con más de 2.000 coches en España, 250 de ellos en barcelona y 24.000 usuarios.